«Martes con …» José Luis Jiménez

El pasado martes 3 de febrero celebramos una nueva edición de nuestros habituales “Martes con…”, contando como ponente en esta ocasión con José Luis Jiménez, Subinspector Jefe de la Policía Local de Castellbisbal, suboficial de la Guardia Civil en excedencia y analista de terrorismo yihadista.

José Luis Jiménez es profesor de inteligencia criminal en el Máster de Criminalística de la Universidad Autónoma de Barcelona, Colaborador en SECINDEF (Security, Intelligence & Defense) International Consulting; Formador del SUP (Sindicato Unificado de Policía) en Barcelona y Tarragona; Profesor de delitos tecnológicos en la Escuela de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Málaga (ESPAM). La ponencia bajo el título de “Apoyos al Estado Islámico desde España” se desglosó en cinco partes:

  • Operaciones policiales más destacadas durante 2014
  • Lugares de apoyo en las redes sociales
  • Yihadistas de España en Siria
  • Prospectiva y posible evolución futura
  • Propuestas de seguridad

Desde que a finales de junio de 2014 se produjese la autoproclamación del Estado Islámico por su líder Abu Bakr Al Baghdadi en la mezquita de Mosul (Irak) se disparó el riesgo internacional, al contar el grupo terrorista con un territorio propio en zonas limítrofes de Siria e Irak, donde unos 30.000 muyahidines han impuesto la sharia (ley islámica) a sangre y fuego.

El riesgo de atentados yihadistas en países occidentales se ha multiplicado, tal como pudo comprobarse recientemente en Sídney y París, además del peligro potencial que supone que unos 4.000 musulmanes residentes en países de  Europa se han marchado a luchar en las filas del Estado Islámico.

Entre las operaciones policiales llevadas a cabo en España durante 2014, destacaríamos la Operación Azteca que llevó a cabo el CNP el 14 de marzo, en la que se desarticuló la red liderada por Mustafá Maya que se dedicaba a la captación y
reclutamiento de combatientes para zonas de conflicto como Mali, Libia, Siria y Yemen.

Pocos meses después, el 30 de mayo, la Guardia Civil desarticuló en Melilla el grupo “Sharia4Spain” deteniendo a sus 6 principales responsables que desde 2010 realizaban actividades de financiación, reclutamiento y envío de muyahidines a zonas del Sahel, Siria e Irak.

En los dos casos anteriores existían fuertes vínculos con el grupo salafista francés “Forsane Alizza” (los osados caballeros) en el que militaba Mohammed Merah, autor de los atentados de Toulouse y Montauban en marzo de 2012, donde resultaron muertas 7 personas.

Destacar como vínculo común entre todos los yihadistas detenidos, un impresionante dominio y extenso uso de las redes sociales para realizar todas sus funciones a través de Internet, teniendo como consecuencia que aún quedan ramificaciones de ambas operaciones por investigar, dado el enorme y complicado alcance de sus contactos.

Por lo que respecta a los lugares de apoyo al Estado Islámico desde España a través de Internet, se está produciendo con el empleo de múltiples aplicaciones y plataformas que los radicales explotan a la perfección en beneficio de sus intereses. Destacar el uso de perfiles en Facebook, Twitter, Instagram, Google+, canales de video en YouTube, blogs, foros y salas de chat.

Las páginas, perfiles y grupos que utilizan los salafistas, se presentan en muchas ocasiones camufladas para evitar la detección de los cuerpos de seguridad y agencias de inteligencia, bajo epígrafes de temas religiosos, de moda islámica, cocina halal, noticiarios, etc…

Por lo que respecta a los musulmanes de España que se han marchado para luchar como muyahidines, existe bastante falta de información, dada la dificultad de cuantificar los casos. A pesar de que desde fuentes oficiales y medios de comunicación españoles se estima que son entre 70 y 90 personas, si tenemos en cuenta los informes de centros de estudio y análisis internacionales, así como las estadísticas obtenidas por el autor de la ponencia, tras monitorizar las redes sociales y a través de un trabajo de investigación en el que se ha colaborado con TV3, entre mayo y diciembre de 2014, las conclusiones obtenidas apuntan a una cantidad mayor, considerándose que son unos 250 yihadistas residentes en España los que se han incorporado a los grupos de muyahidines en Siria e Irak.

Como prospectiva y evolución de futuro, el panorama no se presenta nada tranquilizador, sobre todo por las constantes amenazas que se realizan a países occidentales y la elevadísima cantidad de combatientes (hombres, mujeres, adolescentes e incluso niños) que son originarios de países europeos, zona del Magreb, Norteamérica e incluso Sudamérica, lo que hace prever unas elevadas probabilidades de que retornen con intenciones de atentar en sus países de origen.

Para poder contrarrestar el terrorismo yihadista, hemos de afrontar la situación desde ámbitos tan dispares y fundamentales como la seguridad pública y privada, instituciones penitenciarias, entorno académico y educativo, servicios sociales, juventud y cultura de todas las administraciones, tanto de forma estatal como autonómica y local.

Finalmente como propuestas para elevar los niveles de protección y prevención tanto de las personas que trabajan para la seguridad como del resto de entorno social, se apuntan una serie de medidas como: potenciar los programas formativos que permitan detectar los indicios y elementos de radicalización islamista, estudiar los procedimientos de actuación del terrorismo yihadista, detectar posibles sistemas de ataque y procedimientos de actuación, analizar y seguir la realidad de posibles focos de radicalización en el entorno de responsabilidad laboral y por supuesto adoptar las medidas y adquirir los conocimientos que permitan alcanzar unos niveles adecuados de autoprotección y seguridad para las personas que dedican todos sus esfuerzos profesionales a velar por la seguridad de todos.